Luci. Sin nombre y sin memoria, 2008

Instalación interactiva

La naturaleza, independientemente de la organización del tipo de materia que se considere, está llena de osciladores. De las emisiones de energía en forma de radiación, cada una con su frecuencia característica, a los pulsares y a los planetas que giran alrededor de las estrellas, los sistemas geológicos, como la temperatura a lo largo de la historia de la Tierra, los sistemas bursátiles, los precios, todo puede ser visto como sistemas oscilantes. Los mecanismos homeostáticos de tipo de animal, los miles de genes celulares que se regulan unos a otros en el sistema de expresión del genoma, las redes de células y moléculas determinantes de la respuesta inmune, las células del fascículo de Hiss, que regulan el latido cardíaco, los miles de millones de neuronas de las redes nerviosas que fundamentan materialmente la actividad mental, el aprendizaje y, a fin de cuentas, el pensamiento, son algunos ejemplos de sistemas que tienden a autoorganizarse.

La autoorganización también ocurre en algunas colonias de luciérnagas. El macho de la luciérnaga lanza una señal luminosa intermitente, a lo que la hembra responde si el patrón de la intermitencia es suficientemente sexy para ella. En ciertas colonias, las frecuencias de las emisiones de luz tienden las unas hacia las otras y, más tarde, se acoplan totalmente. He aquí un oscilador biológico apasionante, capaz de producir por sí solo un sinnúmero de experiencias estéticas: charcas enteras, árboles, mangles, habitados por colonias enormes de estos insectos terminan emitiendo destellos periódicos de luz verde en la noche selvática. Los osciladores independientes de cada insecto, tras un proceso de adaptación en el que el conjunto produce un cierto número de patrones de pulsación caóticos, determinados por las frecuencias independientes de pulsación de cada uno, llegan a acoplarse en una única emisión rítmica intermitente; se sincronizan.

Fascinado por esa visión, quise remedar el comportamiento emergente de las colonias de luciérnagas de manera electrónica en una instalación. Realicé su primera maqueta en 1994. Tenía cinco luciérnagas electrónicas. Ahora la instalación reúne 60 elementos electrónicos y 128 computacionales. Cuando la luz ambiental es intensa, cada objeto electrónico late independientemente. En el momento en que la cantidad de luz desciende por debajo de un cierto umbral -cuando las señales infrarrojas pueden ser captadas por los receptores de los vecinos-, el sistema tiende a estabilizarse de forma que se crean áreas extensas donde los objetos llegan en algún momento a latir en sincronía. Los agentes computacionales, individualmente sin nombre y sin memoria, remedan ese comportamiento y lo proyectan en un diedro del extremo opuesto del espacio al que ocupan los objetos electrónicos. Del comportamiento individual de estos últimos, Luci no es otra cosa que una inesperada emergencia.

Jose Manuel Berenguer

Cortesía: Colección Beep - Data Logic y Galería Llucia Homs (Barcelona)

Agradecimientos: LaAgencia

banquete_nodos y redes
13
Mar
2008
27
Jul
2008

Interacciones entre arte, ciencia, tecnología y sociedad en la cultura digital en ...

Sugerencias
Sin título / Sin techo, 2007

Instalación site-specific para el Monasterio de Cornellana, Cornellana. Madera de cerezo, rejilla ...

Clive 600 Demo (2009)

Animación para Sinclair ZX Spectrum

Daniel Palacios

Nace en España en 1981

Nomen Nesciis (2010)

Vídeo-instalación

Paisaje cultural sumergido (2010)

Instalación audiovisual

Edición y composición de video con Motion Graphics 05/02/2011 12:25

Dentro del programa de tallleres de software audiovisual para jóvenes profesionales

Eprom, 2008

Cajas de música, motores eléctricos, transformadores de voltaje y cables, 260 x 500 x 25 cm

Deluxe Mjuzakk Zerbastel Kit (1993-2000)

Software para ordenador

Grandes Inventos 05/09/2011 14:00

Taller de edición y gestión de revistas experimentales de arte y creación de La Más Bella, en ...

Eco digita, 2010

Instalación

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar