José, un robot autista, 2007

Acción robótica

El simple hecho de que la palabra “robot” originalmente derive de la palabra “sirviente” en idioma checo nos muestra hasta qué punto la idea de que éstos fueron creados para servir al hombre está fuertemente instalada en el imaginario popular. Recordemos las doncellas de oro de las que hablaba Homero, o los ayudantes mecanizados construidos por Hefesto, el dios de la Metalurgia en la antigua Grecia, o los relatos de los primeros autómatas ya durante la dinastía Han en la antigua China. Relatos míticos, fantasiosos o hechos verídicos que a lo largo de la Historia muestran cómo, de la misma manera en que el desarrollo de robots ha perseguido ese ideal de sirviente antropomórfico automatizado, también nuestro imaginario alberga profundos temores en los que la máquina se rebela frente al hombre y se despoja de su esclavitud.

Si bien la cibernética sentaba las bases para una ciencia del control de las máquinas progresivamente fue transformándose en un complejo diálogo con las mismas debido a la necesidad de crear estructuras epistemológicamente adaptativas al entorno para conseguir una mayor funcionalidad. Pasamos del control al diálogo con las máquinas y hoy convivimos a diario con pequeños robots de todo tipo, que están a nuestro servicio integrados en nuestro entorno y que nos relevan de esas ingratas tareas que no estamos dispuestos a llevar a cabo nosotros mismos.

¿Pero qué sucede cuando se pierde la comunicación con los robots con los que convivimos? ¿Qué sucede cuando un robot no responde debidamente a los estímulos externos? ¿Qué estatuto ontológico adquiere ese robot liberado de su funcionalidad dependiente de los humanos? Para explorar todo ello Ricardo Iglesias crea a José, un robot autista con aversión social y ausencia de comunicación con el entorno. Por ello José no responde de forma normal a los estímulos externos, más bien muestra sus temores frente al contacto o cualquier tipo de interacción con humanos que perturben su mundo interior, tal como sucede en los comportamientos autistas.

José, equipado con su microcontrolador Arduino, sus sensores, que le permiten percibir el entorno, y sus actuadores, que le posibilitan moverse por el espacio, adquiere una inusitada presencia mientras se muestra ausente rehuyendo toda interacción con su entorno activo. José transita en bucles solipsistas, entra en pánico cuando se percibe completamente rodeado, muestra su enojo frente a las caricias o despliega su inventario de reacciones adversas a la comunicación dándole la vuelta a la imagen del robot como máquina sumisa, obediente, controlable y desprovista de autonomía e independencia frente a los designios humanos. José adquiere así su nombre propio.

Pau Alsina
Programación y desarrollo: Gerald Kogler y Mario Ruiz Aldano Producción realizada con la beca Madrid Procesos07 de AVAM.


(Madrid, 1965) Vive y trabaja en Barcelona

banquete_nodos y redes
13
Mar
2008
27
Jul
2008

Interacciones entre arte, ciencia, tecnología y sociedad en la cultura digital en ...

Sugerencias
Der Zermesser, 2007

Robot

Golf?

Detective Brand: Luke Hetherington, Alex Austin / Chronic Logic: Josiah Pisciotta, Andrew Laing / ...

Taller Robot corredor - Educación Primaria 18/11/2015

¿Os gustaría fabricar un pequeño robot corredor?

José-Carlos Mariátegui

Investigador, London School of Economics, Londres; fundador de ATAAlta Tecnología Andina y ...

Música experimental, arte, poesía y experimentación sonora en México

Por Manuel Rocha Iturbide e Israel Martínez

Bibliografía El arte y su sonido Bibliografía El arte y su sonido

Blog del proyecto

Chico MacMurtrie

Amorphic Robot Works

Taller Robot corredor - Educación Primaria 19/09/2016

¿Os gustaría fabricar un pequeño robot corredor?

Robotix: desarrollando la inteligencia infantil Robotix: desarrollando la inteligencia infantil

LABoral Centro de Arte vuelve a celebrar este verano de mano de Robotix Educación sus talleres de ...

Nacho Montoto y Camilo de Ory ganan el Primer Certamen de Poesía: Haikús Eléctricos Nacho Montoto y Camilo de Ory ganan el Primer Certamen de Poesía: Haikús Eléctricos

El concurso ha sido convocado por LABoral, coincidiendo con la exposición 'Noches eléctricas', en ...

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar