Crédulos, 2002

Videoinstalación

Crédulos, 2002

Foto: Marcos Morilla

De los distintos modos de establecer una relación interactiva con una obra, ninguna puede ser más significativa que la que emerge de la misma conciencia, aquélla que supone un cambio efectivo de autopercepción. Por este motivo, la instalación Crédulosofrece la posibilidad de que la interactividad alcance su nivel más profundo. El visitante accede a un espacio (sólo tal vez un verdadero lugar) dotado de muebles y terminales de ordenador, que funciona aparentemente como un entorno de descanso y de acceso a la Red. Proyecciones cenitales recorren el suelo con imágenes de amebas gigantes fluyendo e interactuando con los usuarios allí presentes. Simultáneamente, una cámara cenital recoge y proyecta la imagen de la sala. Al ver emitida la imagen de la escena en tiempo real, el visitante no sólo descubre que los muebles conforman la palabra “crédulos”; también se ve a sí mismo inmerso en una escala distinta de existencia, reducido al nivel microscópico de las amebas y al mismo tiempo presente en su propia escala y en la de las redes telemáticas de información.

Desorientación perceptiva como paso previo al descubrimiento de que los niveles microbianos, la escala humana y la dimensión telemática global coparticipan de un mismo patrón de organización: la red. La trama de la vida aparece así como una estructura multidimensional de sistemas vivos que se alojan unos dentro de otros sucesivamente. Organismos, poblaciones y ecosistemas, conforman escala a escala un conjunto de sistemas red; una red de redes. El visitante al notar su inclusión en este entramado de redes subsumidas, toma conciencia de su locus . Un locus relativo, fluido, eminentemente relacional, puesto que coparticipa de todas las escalas desde el macro hasta el micro. Esa nueva mirada acaba por modificar la autopercepción del estrato de vida social en el que se habita. La experiencia de Crédulos se incorpora de una forma perfecta a la dinámica de la autopoiésis social.

La inscripción de cualquier nivel de existencia en un mismo continuum, y bajo un mismo patrón organizativo, descoloca, aturde, ataca las nociones y el acerbo mecanicista newtoniano/cartesiano que podía explicar hasta ahora la vida desde sus categorías impermeables. Sin embargo, Crédulos con su propuesta metaperspectiva ofrece una oportunidad expandida para situarse y transitar entre escalas, aun a costa de la desestabilización mental que puede suponer la sustitución de las estructuras analíticas heredadas. Reconocer esta coherencia organizativa global, relacional y fluida de la que somos simples nodos en un nivel más de tantos, muestra lo crédulos que podemos llegar a ser al pensar que la vida puede verse desde una única perspectiva, compartimentada, cerrada y definida.

San Pedro, Abraham

Producción: Artempus

Programación: Ñito Baena y Arturo Batanero

Eugenio Ampudia

(Valladolid, 1958) Vive y trabaja en Madrid

banquete_nodos y redes
13
Mar
2008
27
Jul
2008

Interacciones entre arte, ciencia, tecnología y sociedad en la cultura digital en ...

Sugerencias
Quatre Aérofiat au Printemps (2002)

Fotografía sobre aluminio 180 x 180 cm

Moteurs (2002)

2 fotografias sobre aluminio 120 x 150 cm. Ed. de 5 + 3 P.A.

Aerofiat 1.0 (2002)

Fiat 126 y técnica mixta 310 x 140 x 145 cm

Sin título, 1065 Schiphol (2002)

Impresión C-print Diasec. Ed.2/15 40 x 30 x 1,8 cm

Jonah Brucker-Cohen

Brasão Dos Lustres – Estacione (2002)

Póster 81 x 61 cm. Ed. de 100

Telemadres, 2002-actualidad

Under Seige

Philippe-Alain Michaud

Comisario de la exposición 'Noches eléctricas'

Crossing Surda, 2002

Vídeo instalación, 31', 132'

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar