Playware Por Carl Goodman

(Director Adjunto, Museum of the Moving Image, Nueva York)

La exposición Playware es una reelaboración –o para decirlo en el lenguaje de la industria de los juegos, un expansion pack- de Gameworld: Videojuegos en la frontera entre arte, tecnología y cultura, una de las tres exposiciones inaugurales celebradas en LABoral en marzo de 2007. Esta exposición inicial presentaba 30 obras contemporáneas que usan los videojuegos como su materia prima, tema o punto de referencia. En la segunda planta del espacio expositivo el visitante de la muestra podía jugar con una selección de diez de los videojuegos históricos más influyentes –un canon digital- creados entre 1967 y 1994.

Instaurando la experiencia del juego como el componente central de los videojuegos y el arte interactivo, Playware presenta 23 obras digitales que pueden verse como arte interactivo cercano al videojuego o bien como un juego digital artístico (lo que en ocasiones se conoce como “art game”). El campo del arte interactivo queda ampliamente definido por las obras de carácter instalativo expuestas en galerías, festivales y centros de arte y tecnología. Los videojuegos, por su parte, rara vez tienen un carácter instalativo y en cambio se distribuyen como software para ser utilizado en ordenadores personales y sistemas de juego específicos.

Las instalaciones y el software exhibidos en Playware resaltan el fuerte nexo que existe entre los videojuegos y el arte interactivo.

Ambos son formas expresivas propias de los ordenadores cuya forma se ha desarrollado gracias a la investigación tecnológica, no obstante las afinidades a menudo quedan ocultas por las diferencias entre las comunidades de usuarios, los procesos industriales y los lenguajes descriptivos o críticos que los sustentan.

 

Lúdico, no narrativo: en el Museum of the Moving Image, el primer museo que colecciona y expone videojuegos, nos hemos cuidado especialmente de no interpretar y definir los juegos como una extensión de las formas guiadas por una línea narrativa de los medios de imagen en movimiento, como el cine y la televisión, un síndrome definido por el teórico y diseñador de juegos Eric Zimmerman como “envidia cinematográfica”. Antes bien, hemos preferido centrarnos en los atributos lúdicos de los videojuegos, es decir, las reglas implícitas, las conductas e interacciones que Playware. Un pack de expansión para Gameworld Carl Goodman Director Adjunto, Museum of the Moving Image, Nueva York definen el juego como un sistema y la experiencia cinética de jugar. El arte interactivo también sufre de envidia cinematográfica.

Casi toda la atención crítica suele concentrarse en los aspectos cinematográficos del arte interactivo, en detrimento quizás de los elementos lúdicos. Si Gameworld adoptó un enfoque narrativo del tema de los juegos y el arte, Playware en cambio ha optado por una perspectiva lúdica.

 

Investigación tecnológica: los juegos y el arte interactivo son formas constantes de la investigación tecnológica en la era digital. Son los juegos, y no las hojas de cálculo, lo que atrae el interés del público hacia ordenadores cada vez más rápidos y eficientes. Los videojuegos son la encarnación de las últimas tecnologías en materia de simulación y gráficos en tiempo real. La investigación tecnológica también juega un papel importante en la producción y significación del arte instalativo interactivo. Muchas de las instalaciones expuestas en Playware fueron desarrolladas por individuos y grupos relacionados con centros de vanguardia que investigan los nuevos medios, tales como el Futurelab de Ars Electronica (Linz, Austria), co-comisarios de la muestra, el MIT Media Laboratory (Cambridge, EEUU) y el ya clausurado Interval Research (Palo Alto, EEUU).

Abstracción: Playware presenta juegos que dan prioridad a la abstracción visual, en lugar de insistir en el fotorrealismo de otros juegos con una producción más costosa. La abstracción visual es otro elemento habitual en los gráficos de las obras interactivos. Los gráficos elementales, a menudo elegantes, de los primeros videojuegos fueron producto de las limitaciones técnicas de la época. Las obras emplean abstracción tanto narrativa como visual. Funcionan como metáforas, antes que como descripciones, de las diversas formas de interacción social humana.

Interfaz: el campo de los videojuegos recientemente ha sido el causante del desarrollo de nuevas interfaces que dan lugar a formas de interacción con la información digital más naturales, multisensoriales y variadas. Entre los ejemplos más notables podemos mencionar el sistema sensible al tacto de la Nintendo DS y su revolucionario sensor de posición Wiimote, el sensor de movimiento basado en video Eye Toy de Sony, y los controladores del sensor de movimiento Sisáis Playstation 3. Buena parte del arte interactivo está relacionado con el descubrimiento de nuevas interfaces. En las instalaciones de Playware los visitantes encontrarán que las mesas (Jam-O-Drum), el suelo (Metafield Maze), las cuerdas (Tug of War) y las manos de otras personas (Freqtriq) actúan como interfaces digitales y sirven como ejemplos de los medios de interacción y los objetos mediales tangibles que poco a poco entrarán a formar parte de nuestra vida diaria. Juego Creativo: algunos software de entretenimiento digital para consolas específicas y sistemas manuales se resisten a la definición de juego y borran las fronteras entre juego, juguete, instrumento y herramienta de creación, todo lo cual implica y activa un modo de jugar abierto y creativo. Los jugadores diseñan y construyen simulaciones 3D en Armadillo Run. Electroplankton es un juguete basado en software que funciona también como una herramienta de composición musical. El campo del arte interactivo es particularmente receptivo con el juego creativo y abierto y los ejemplos abundan en Playware. En ReacTable, la ubicación y el movimiento de los objetos simbólicos en una mesa dan lugar a composiciones musicales. En muchas de las obras, la música no es un mero acompañamiento de la acción, sino el objetivo mismo, el rasgo definitorio.

Interactividad: las obras expuestas en Playware exploren un concepto más amplio de interactividad, más allá del tradicional bucle cerrado entre hombre y ordenador. Si la interactividad multi-jugador es un atributo común en los videojuegos, en las instalaciones interactivas, basadas históricamente en un único usuario, es un atributo relativamente nuevo. En Playware, la mayoría de las instalaciones invitan a la colaboración o a la competencia entre múltiples jugadores, a veces superando barreras espaciales o temporales.

Japón: un terreno crucial en la relación arte/juego muy evidente en Playware es geográfico antes que conceptual. Casi la mitad de las obras de la muestra fueron creadas por artistas japoneses, quienes trabajan en una cultura donde el arte basado en los nuevos medios y el entretenimiento están más estrechamente ligados que en Occidente. En Japón no es necesariamente despectivo comparar una obra de arte con un videojuego. No es sorprendente, pues, que este país sea la cuna de la estética y la innovación técnica en la industria de los videojuegos.

Playware pretende que el público occidental amplíe su noción del juego como función del arte digital y del arte como un elemento del juego. Con suerte esto creará una mayor conciencia del papel preponderante que desempeñan los artistas y los creadores de juegos en la invención de nuevas formas de diversión.

Playware
21
Sep
2007
21
Mar
2008

El mundo de los videojuegos: Pack de expansión

Sugerencias
Créditos:GameWorld

Créditos de la exposición: GameWorld

Créditos: Playware

Créditos de la exposición: Playware.

Bordergames, un nuevo taller de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial que analiza los juegos como herramientas sociales

Desde hoy y hasta el próximo día 13 de julio, LABoral Centro de Arte y Creación Industrial ...

Playware 20/09/2007

El mundo de los videojuegos: Pack de expansión

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial explora las relaciones entre videojuegos, arte y realidad social en sus primeros talleres de verano

Durante el mes de julio, LABoral Centro de Arte y Creación Industrial acoge cuatro talleres ...

GameWorld 29/03/2007

Explora el videojuego como forma de arte y presenta ejemplos de obras de arte contemporáneas ...

Un taller de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial explora las posibilidades de Second Life como plataforma de expresión artística

Desde mañana, martes, día 17, y hasta el próximo sábado, 21 de julio, LABoral Centro de Arte y ...

Jon McCormack

(Australia, 1964)

El Centro de Arte

Jesús Manuel Hevia-Aza, nuevo presidente del patronato de la Fundación LABoral Centro de Arte y Creación Industrial

El Patronato de la Fundación La Laboral. Centro de Arte y Creación Industrial eligió hoy a ...

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar