banquete_nodos y redes, interacciones entre arte, ciencia, tecnología y sociedad en la cultura digital en España

Por Karin Ohlenschläger. Comisaria de la exposición

Uno de los méritos de Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) fue descubrirque las redes neuronales no conforman circuitos cerrados y continuos, taly como por entonces creían sus contemporáneos2. Cajal situó a cadacélula nerviosa como una unidad, comunicada con las demás por contactoo contigüidad. Constituyéndose las redes neuronales, por tanto, comosistemas abiertos y cambiantes, según la intensidad del estímulo recibidosus conexiones pueden ser temporales o, por el contrario, permanentes.Sus redes pueden crecer en una dirección y atrofiarse en otra; producirnuevas ramas y generar otras conexiones; siempre predeterminadas porlos genes, moduladas por el sistema hormonal interno, e impulsadas porlos estímulos y movimientos externos. Cajal pudo descubrir estasconstrucciones dinámicas y evolutivas del cerebro, pese a contar tan sólocon las primitivas tecnologías de visualización científica propias de suépoca, tales como la tinción selectiva y el microscopio.Un siglo más tarde, nuestro conocimiento acerca de la dinámica de la redya no concierne sólo a los circuitos neuronales. Las actuales tecnologíasde la informática y de las telecomunicaciones, nos han hecho ver que lavida como continuo es un proceso cuyo movimiento comenzó hace milesde millones de años y que aún sigue rodando. Y todo ello gracias a lasredes. 3 Hoy en día, este entramado de relaciones que es la red esobservable tanto a escalas espaciotemporales grandes, como muypequeñas. Al igual que los circuitos neuronales -tal y como ya sabía Cajaltambiénlas redes de organización entre átomos y moléculas soncambiantes4, así como las redes de relaciones entre personas,comunidades o culturas.5 El patrón de red, presente al mismo tiempo entodas las escales y esferas de la vida, organiza sus partes en un sistemaabierto, dinámico, autoorganizado y evolutivo. Desde las moléculas deagua hasta las world wide web, el continuo donde habita la vida estáatravesado por este patrón de organización.Sin embargo, inscritos como estamos en las sociedades del desarrollo2 Javier DeFelipe, Cajal y los circuitos neuronales (ver extracto adjunto).3 Diego Rasskin-Gutman y Ángela Buscalioni, Redes, el principio vital (ver extractoadjunto)4 Carlos Briones, Susanna C. Manrubia y José Ángel Martín-Gago, Redes en elnanomundo (ver extracto adjunto)5 Carlos Briones, Susanna C. Manrubia y José Ángel Martín-Gago, Lenguaje,genealogía y herencia. La construcción de las redes sociales (ver extracto adjunto) tecnocientífico, afrontamos un significativo cambio y es que las actualestecnologías de la información no sólo nos permiten acceder a redes, sinotambién generarlas. En la época de la radio y la televisión, la producción ydistribución se planteaba todavía en torno a centros hegemónicos ycanales de distribución de unos a muchos (broadcasting). Desde finalesdel siglo XX, y por medio de la telefonía móvil o internet, construimosredes de relaciones de uno a uno (peer-to-peer) y a unas escalas espaciotemporales -a una distancia y con una velocidad- sin precedentes en todala historia de la humanidad. En sus extensas investigaciones y análisisacerca de la era de la información, Manuel Castells llega a concluir quelas redes (...) constituyen la nueva morfología social de nuestrassociedades, y la difusión de su lógica de enlace modifica de formasustancial la operación y los resultados de los procesos de la producción,la experiencia, el poder y la cultura. 6Puesto que los sistemas tecnológicos se producen socialmente y que estaproducción social viene determinada por la cultura, en nuestra actual eradigital ésta cultura se define cada vez más por una renovada red deinteracciones transdiciplinares entre las artes, las ciencias, las tecnologíasy las sociedades. Hoy en día, la producción de imágenes, imaginarios yrelatos está igualmente en manos de la ciencia, del sector audiovisual odel propio ciudadano. Cualquier usuario de telefonía móvil, de cámarasdigitales, ordenadores y conexión a Internet, es también un productor yemisor potencial de relatos, de imágenes y de conocimientos.De hecho, una parte de los proyectos expuestos en banquete_nodos yredes se nutre del gran archivo de la memoria colectiva que es Internet.Otros surgen de la colaboración entre artistas y centros de investigacióncientífica, o entre artistas y ciudadanos. Algunos participantes o bientienen formación de arquitectos, informáticos, ingenieros o músicos; otrabajan colectivamente con activistas, biólogos, sociólogos o urbanistas.Y es que, banquete_nodos y redes plantea adentrarse precisamente enaquellas zonas donde las fronteras y los departamentos estancos entreexperiencias y campos de conocimiento, se abren y reconectan. Ámbitosen los que las identidades y la información se descontextualizan yreconfiguran y a las que no sabemos aplicar los métodos tradicionales delanálisis. De hecho, hoy por hoy, sigue faltando una ciencia de lainformación entendida como epistéme, capaz de integrar conceptualmentela diversidad de las fuentes y procesos informacionales. La construcción ypercepción de la realidad ya no se efectúa exclusivamente -tal y comomencionamos antes- sobre centros y ejes de poder hegemónico. Con lasnuevas tecnologías de la informática y de las telecomunicaciones emergenotras estructuras, nuevos espacios de comunicación y relaciones entreexperiencias y conocimientos, que nutren dinámicas emergentesmúltiples, plurales y colectivas.Los proyectos que conforman la presente exposición banquete_nodos yredes exploran, visualizan o generan estas redes de relaciones en las zonas fronterizas entre arte, ciencia, tecnología y sociedad; entre losespacios físicos y digitales; entre redes urbanas y sociales; entre lasdinámicas procomunes e informacionales; entre conexiones biológicas ytecnológicas:-Las conexiones emergentes entre los espacios físicos y digitales ,redes territoriales, entornos locales y su interdependencia de lasdinámicas globales son investigados y visualizados de distinta manera porlos colectivos de Hackitectura, Escoitar, Influenza, Kònic Thtr , Clara Boj yDiego Díaz o Pedro Ortuño.-Las relaciones entre dinámicas urbanas y sociales, la creación denuevos métodos y herramientas participativas para catalizar procesos deautoorganización, producción y distribución de experiencias yconocimientos son propuestas por Antoni Abad, Alfredo Colunga ocolectivos como Platoniq, y NeokinokTV. Mientras que las relacionesideológicas, conceptuales y funcionales entre educación, creatividad yvida constituyen el punto de mira del trabajo de Marta de Gonzalo y PublioPérez Prieto.-Las redes informacionales son tratadas en las obras de Aetherbits, DoraGarcía, Concha Jerez y José Iges o Joan Fontcuberta. La cuestión de laautoría, de la originalidad o veracidad subyace en el trabajo de unos.Nuevos vínculos entre las prácticas artísticas actuales y su relación conotros micro-productores y distribuidores ciudadanos, a través de Internet,son planteados por otros. Al mismo tiempo, la red de códigos y la culturade software libre forman parte de los proyectos de Joan Leandre oTechnologies To The People y Daniel García Andujar.-Las conexiones entre biosfera e infoesfera, puesto que la infoesfera ysus redes de códigos y lenguajes no se encuentran tan sólo en el ámbitotecnológico de la informática y de las telecomunicaciones. Tambiénnuestra biosfera es una infoesfera y la vida misma, una red decomunicación y transformación de materia, energía e información. En esteámbito nos encontramos con propuestas que amplían significativamente eldiscurso arte-vida hacía las micro-esferas de los nodos y redes celulares o,por el contrario, hacía los macro-entornos híbridos de la conexión cuerpomáquina.Las obras e instalaciones interactivas de Eugenio Ampudia,Marcel.lí Antúnez, Pablo Armesto, José Manuel Berenguer, DanielCanogar, Álvaro Castro, Ricardo Iglesias, Laboratorio de Luz, MarinaNúñez o Raquel Paricio y J. M. Moreno abordan las nuevas modalidadesde la concepción, percepción e interacción entre sistemas vivos ytecnológicos.Banquete_nodos y redes reúne más de treinta proyectos de arte digital einteractivo que plantean un conjunto de reflexiones críticas y experienciasparticipativas, para explorar este nuevo patrón común de la red. Obrasfotográficas, vídeos, instalaciones de realidad virtual, acciones robóticasde vida artificial o proyectos participativos de net.art ofrecen un ampliorecorrido que nos lleva desde las redes de interacciones entre genes ocódigos informáticos, hasta las dinámicas globales que surgen de las nuevas relaciones entre personas, comunidades y culturas.Comenzando este recorrido por las redes territoriales y urbanas, elvisitante puede tomar contacto con una serie de obras y proyectos queabordan, de un modo abierto y plural, las nuevas dinámicas deorganización colectiva. El grupo Hackitectura presenta dos propuestasque conectan el ámbito virtual de las redes con el espacio físico de loslugares. Su proyecto arquitectónico y urbano Wikiplaza, transforma unespacio de ladrillos y hormigón en un lugar abierto y permeable a losflujos de la comunicación. Mientras que los vídeos de la acción Geografíasemergentes muestran una lograda experiencia de convivencia ycolaboraciones entre artistas, desarrolladores de software libre y loshabitantes de una zona rural de Extremadura, en un laboratorio temporalinstalado en los exteriores de una central nuclear desmantelada.La ciudad se convierte en fuente de información y materia prima decreación de paisajes sonoros, en el taller de producción Aire, sonido ypoder, que realiza el colectivo Escoitar en las semanas previas a lainauguración de la exposición en LABoral. Para ello, invitará a loshabitantes de Gijón a explorar su ámbito urbano, y a generarconjuntamente un mapa sonoro interactivo y participativo de la ciudad,que será accesible tanto a los visitantes de la exposición como a losinternautas a través de Internet.En Observatorio, Clara Boj y Diego Díaz utilizan los dispositivos de laRealidad Aumentada, para visualizar los nodos de acceso libre a las redeswi-fi en la ciudad. Los estrechos vínculos entre el espacio urbano y lasconexiones virtuales de la comunicación, también son la base conceptualde la instalación interactiva titulada Madrid Mousaic, del colectivoInfluenza. Su obra es un mosaico vivo y cambiante, que retrata los másdiversos entornos sociales de la capital, y es sensible a la intervenciónsonora de los visitantes del espacio expositivo de LABoral.Los incesantes flujos migratorios y sus influencias sobre las identidadesindividuales y colectivas, en un mundo cada vez más interconectado einterdependiente, es lo que la instalación interactiva Mur.muros/distopía#II del colectivo Kònic Thtr invita a experimentar al visitante.En Terre di nessuno: Arenas Movedizas, Concha Jerez y José Igesconfrontan al usuario de su instalación interactiva con las incertidumbres,tensiones y conflictos que se generan sobre un tablero de parchís virtual,en el que ciertas casillas hunden al jugador en los movedizos territorios delas redes de información global.Para estimular la autoorganización de nuevos vínculos sociales, AntoniAbad viene desarrollando sus proyectos artísticos bajo el denominadorcomún de zexe.net. Se trata de un sistema operativo de telefonía móvil einternet, al servicio de los colectivos más marginados de los ámbitosurbanos. Dos de sus experiencias recientes Canal*Motoboy yGeneve*Accessible, realizadas con los motoristas de São Paulo y losdiscapacitados de Ginebra, son un ejemplo más de cómo se puede fomentar la visibilidad, la autogestión y autodeterminación de colectivosurbanos, desde las prácticas artísticas actuales, utilizando las redes decomunicación.La participación directa en la indexación colectiva de todo tipo deconocimiento, -sea una receta de cocina, la aplicación de un software o uncursillo de relajación- es lo que plantea el colectivo Platoniq en el BancoComún de Conocimiento (BCC). Se trata de una plataforma paraintercambiar experiencias y conocimientos, así como para conectar lacultura oral y cotidiana con las redes digitales de la comunicación online,fuera de la lógica mercantil y especulativa. BCC es, a su vez, unlaboratorio donde experimentar nuevas modos de producción, aprendizajey participación ciudadana.También el colectivo NeokinokTV trabaja en la creación de herramientas ymétodos didácticos, generando redes y vínculos de comunicacióndestinados a fomentar la autodeterminación de aquellos ciudadanos queviven en la parte más desfavorecida de la creciente brecha digital. En unode sus proyectos más recientes, llamado Tvlata, aúnan arte y educación,para constituir un canal experimental de televisión online junto a un grupode jóvenes de la comunidad de Los Alagados, situada en un barrioperiférico de Salvador do Bahia, en Brasil.La intención es otro de los proyectos artísticos que unen arte y educación.Esta videoinstalación de Marta de Gonzalo y Publio Pérez Prietopropone una revisión crítica de unos principios educativos cada vez másvinculados al discurso de la eficiencia, competitividad y rentabilidad. En sulugar, plantean un programa de educación audiovisual que intentarearticular las relaciones ideológicas, conceptuales y funcionales entreeducación, creatividad y vida.Todas las historias es una de las propuestas pioneras de micro-relatos enformato blog, concebida por Dora García como un work in progress.Desde 2001 este proyecto sigue evolucionando con la publicación dehistorias breves que hablan de hombres y mujeres anónimos, deexperiencias, sentimientos y sucesos entretejidos por fechas y palabrasclaves en la red de redes.En cambio, el proyecto de Pedro Ortuño Blanca sobre Negra sólo cuentauna historia, una singularidad con nombres y apellidos, que podría sersinónimo de muchísimas otras historias. Se acerca a aquellas vidasrurales, cuyo aislamiento, pobreza e incertidumbre laboral y existencialcrece. A la misma velocidad que la conectividad y las riquezas, lo hacenpara otros.Los Googlegramas Ozono y Prestige de Joan Fontcuberta visualizan, através de las imágenes rastreadas por un buscador de internet, las nuevasiconografías de una memoria colectiva, cada vez más globalizada,interconectada e interdependiente, tanto en sus aciertos como en suserrores.

A su vez, el proyecto de Internet E-day for energy de Alfredo Colunga,invita a reflexionar individualmente y actuar colectivamente en favor denuevas fuentes energéticas, para un planeta de recursos limitados.En Social Synthesizer_Prototype, del colectivo Aetherbits, las llamadasrecibidas a través de un contestador automático de skype se transformanen una composición colectiva de imágenes y sonidos, que seretroalimentan y evolucionan a cada instante, con la participación delpúblico o usuarios de la Red.Las implicaciones políticas, sociales, económicas y culturales del softwarelibre y distribuido, por una parte, y el software propietario y centralizado,por otra, forman parte de dos escenarios y dos narrativas que constituyenel conjunto de la instalación X-devian de Technologies To The People yDaniel García Andujar. Este proyecto incide en la controversia culturaldel software, entendido como producto por unos, y como un procesoabierto y participativo, por otros.Joan Leandre ofrece en su instalación nostalG2//L'AGE D'OR NFO.EXE unhomenaje a los rituales y protocolos seminales de la contaminacióndigital; un flujo de datos global, al que ningún nodo puede poner freno;una red ambivalente, creadora y destructiva a un tiempo.Tal y como ya mencionamos más arriba, también la biosfera es unainfoesfera constituida por una red de códigos, protocolos, lenguajesbioquímicos e impulsos eléctricos. Entre las obras relacionadas con lasredes neuronales, nos encontramos con la instalación de realidad virtualRefecting JCC Brain Research II de Águeda Simó que invita a explorar lamente, la memoria y la turbulenta vida emocional de un enfermo mental.Las mentes conectadas a través de un lúdico e intuitivo sistema decomunicación llamado Tecura 4.0 son la propuesta de Evru. Y es que eneste proyecto de net.art, el artista convierte su propio lenguaje visual ysonoro en un código abierto que comparte con los usuarios de Internet.La vídeoinstalación Reina, de Francisco Ruiz de Infante, en cambio, noslleva a reflexiones inquietantes sobre las redes neuronales y los espaciosconectados a través de sistemas de control deslocalizadas yomnipresentes, pero de accesos limitados.De los sistemas complejos trata el proyecto Vacuum Virtual Machine deljoven arquitecto Álvaro Castro. A través de un software gráfico de vidaartificial, visualiza la autoorganización reticular cambiante de átomos ymoléculas. Su proyecto da forma visual a la red como base estructural,dinámica y evolutiva de la vida.También el proyecto de investigación POEtic Cubes, de Raquel Paricio yJ. Manuel Moreno, está inspirado en las redes de comunicacióncelulares, representadas por nueve cubos robóticos luminosos, que secomportan como un sólo organismo artificial. Cada célula robótica cambiasu comportamiento y relaciones, a través de un proceso de interacción entre todas las partes del sistema -incluido el público presente en susacciones performativas- alumbrando una red de comunicación que incluye,al tiempo, robots y humanos.La instalación Secuencias 24, de Pablo Armesto, transforma lasrelaciones recombinatorias de 48 cromosomas, en pantallas luminosastejidas con fibra óptica. Esta obra alude a las todavía inabarcablesrelaciones combinatorias del código de la vida. Por su parte, la instalacióninteractiva Luci. Sin nombre y sin memoria, de José Manuel Berenguer,invita a explorar una red de interacciones lumínicas y sonoras inspirada enel comportamiento de las luciérnagas.El Modulador de luz 3.0, del grupo de investigación Laboratorio de Luz,convierte al visitante de la exposición en el principal actor para explorar yexperimentar la relación luz-espacio-tiempo / reflejo-sombra-movimiento,para generar nuevas relaciones espacio temporales y sonoras.Los vínculos de comunicación entre usuarios y maquinas adquieren uninquietante matiz en José, un robot autista de Ricardo Iglesias. Esteproyecto forma parte de su serie de investigaciones acerca de lasEvolutional Machines (Máquinas evolutivas). En este caso, convierte a unadócil aspiradora robótica en una máquina animada de comportamientosdisfuncionales, dominadas por el miedo y el autismo. Interactuar con esterobot tan inadaptado se convierte en una experiencia insólita para los queestán acostumbrados a las máquinas serviles en nuestro entornocotidiano.La relación hombre-máquina también es el hilo conductor deProtomembrana, de Marcel.lí Antúnez, una lección interactiva, visual ysonora sobre la sistematurgia -literalmente dramaturgia de los sistemascomputacionales- que sirve para tejer una narración llena de fábulas.Antenas parabólicas, satélites y otros artefactos de las redes globales dela comunicación dotan de movilidad a unos cuerpos flotantes en el espaciocon los que Marina Núñez nos remite al mito contemporáneo del cyborg -mitad hombre y mitad máquina-; un ser digital ubicuo, ingrávido ytelepresente con sus campo de acción y percepción expandidos.En el recorrido expositivo se plantean también otras propuestas críticas yescépticas, en cuanto a la relación entre hombre y máquina.Una de las fotos murales de la serie Otras Geologías, de Daniel Canogar,muestra unos cuerpos humanos como deshechos residuales semisepultadosen una madeja intransitable de escombros de cables y deequipos informáticos. En una de sus instalaciones más recientes, Tangle(Enredo), Canogar plantea una reflexión sobre como las tecnologías creancomplejas conexiones emocionales que tanto unen como amordazan al sercontemporáneo. Frente a este paisaje, el visitante se encuentra conCrédulos, una instalación interactiva de Eugenio Ampudia, en la que elusuario descubre otras escalas de su existencia para experimentar unacierta desorientación perceptiva, al verse proyectado como un ser diminuto rodeado de amebas gigantes, que responden a su presencia entiempo real.Este recorrido a través de la exposición banquete_nodos y redes invita aexplorar las conexiones emergentes entre los sistemas vivos ytecnológicos. Unas conexiones presentes no sólo en los ámbitos de laciencia, el arte o de nuestro entorno cotidiano, sino en el continuum deconexiones discontinuas -abiertas y variables- que conforman la vida y lasrelaciones entre las partes. Este patrón compartido, que enlaza lomicroscópico y lo macroscópico, lo biológico, lo social y lo cultural, es elque, de un modo plural y diverso, es abordado por todos los participantesde la exposición. Unas obras que muestran la intensa y fértil sinergia quese establece en las zonas fronterizas entre arte, ciencia, tecnología ysociedad en la cultura digital actual.

banquete_nodos y redes
13
Mar
2008
27
Jul
2008

Interacciones entre arte, ciencia, tecnología y sociedad en la cultura digital en ...

Sugerencias
Diálogos banquetes_nodos y redes 05/06/2008

Presentación de exposición por parte de comisaria y artistas

banquete_nodos y redes 13/03/2008 23:00

Interacciones entre arte, ciencia, tecnología y sociedad en la cultura digital en España

Un tejido en evolución

MediaLabMadrid

Una apuesta por la cooperación cultural en red

Por la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX)

Las investigaciones con fibra óptica que Pablo Armesto inició en LABoral llegan a la Marlborough de Madrid Las investigaciones con fibra óptica que Pablo Armesto inició en LABoral llegan a la Marlborough de Madrid

El artista asturiano protagoniza, entre el 15 de septiembre y el 22 de octubre, la exposición ...

Métodos en arte y ciencia

Por Peter Weibel. Presidente y Consejero Delegado de ZKM -Zentrum für Kunst und Medientechnologie ...

Una panorámica del arte digital en España

Por Rosina Gómez-Baeza. Directora de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial

Reflexión sobre el nuevo paradigma de la era de internet

Por César Alierta. Presidente de Fundación Telefónica

Principado de Asturias, Principado de Arte 04/08/2017

El pabellón del Gobierno del Principado en la Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA) ...

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, finalista en los premios internacionales de la Network for Innovation in Culture (NICE) LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, finalista en los premios internacionales de la Network for Innovation in Culture (NICE)

El Centro ha presentado el programa educativo auLAB, desarrollado por LABoral en colaboración con ...

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar