Menhir, sintiendo el paisaje gracias a las nuevas tecnologías

Un recorrido por las pasiones y elementos clave que han motivado a Coco Moya e Iván Cebrián en la creación de su pieza "Menhir. Instalación 0", ganadora del programa LABjoven_Los Bragales

Published: 21/12/2015
Menhir, sintiendo el paisaje gracias a las nuevas tecnologías

Vista de sala de la exposición en LABoral

Por Marta Lorenzo Jáudenes (@MartaLorenzoJ) My Art Diary

"En la instalación queremos que las personas tengan la sensación de recorrido y de diálogo con el espacio". Precisamente esta frase, que he cogido prestada de la entrevista de Semíramis González en este mismo blog a los autores del proyecto "Menhir" que hoy me ocupa, es con la que más me he sentido identificada tras recorrer su pieza en mi pasada visita a LABoral Centro de Arte y Creación Industrial. Al principio, el espectador toma el lugar de una manera visual, de alguna forma con el interrogante de si las piezas pueden más que ser acotadas, tocadas. Una gran pantalla de fondo a modo de telón con imágenes de montañas lo enmarca todo y, por supuesto, en medio de la oscuridad el sonido nos empieza a acompañar en nuestro caminar a medida que nos vamos acercando a las piedras de carbón esparcidas por la sala. Cualquier persona que haya tenido o tenga, entre los que por fortuna me encuentro, contacto habitual con la naturaleza, en sus paseos, en sus rutas, en sus malos y en sus buenos días, pienso que queda cautivado por la escena. Es como si la naturaleza te hablase pero, esta vez tomando prestado el lenguaje menos pensado en ella, la tecnología.

Detalle de la instalación “Menhir. Instalación 0”

El trasfondo de esta suerte de instalación-instrumento viene de una de las pasiones de sus dos creadores, la asturiana Coco Moya y en conquense Iván Cebrián, por el mundo de la montaña. En el vídeo que podéis ver a continuación nos hablan de este trabajo en el que se han unido, ella artista visual y el músico, para explorar de la mano de los nuevos medios y el lenguaje musical algo sobre lo que ya se ha escrito mucho como son los "lugares de poder".

Alejándonos de la visión más espiritual, incluso esotérica, y de manera sencilla explicaremos que estos lugares no son ni más ni menos que zonas donde se concentra un alto nivel energético, espacios singulares en la naturaleza donde ésta se muestra en su más pura esencia. Hayamos estado o no en uno de estos lugares, sin duda, la instalación "Menhir" en LABoral despierta un interés renovado por el entorno. El hecho de que nosotros mismos seamos el motor de esta actitud con nuestra acción al tocar las rocas de carbón, también dice mucho de este proyecto. Y es que, a través de Arduino se ha hecho de este material especialmente minero una interfaz táctil. Cada vez que tocamos las piezas, empieza a crearse un espacio sonoro generado ex profeso con elementos tomados de los paseos de sus artífices por los lagos de Covadonga como son el agua, las rocas, la madera, la vegetación, etc.

Un visitante accionando sonoramente una de las rocas de la instalación

El origen de esta producción comenzó en 2013 en las sendas montañeras de Léon, donde los artistas crearon su primer "Menhir" pero, sin duda, su materialización final ha sido posible gracias al Premio LABjoven_Los Bragales, convocado conjuntamente por la Colección Los Bragales, propiedad del empresario cántabro Jaime Sordo, y LABoral. Con el apoyo de esta convocatoria que, con un nuevo nombre y energías renovadas, han ganado Moya y Cebrián se ha realizado esta instalación interactiva visual y sonora. Pero, de ella y con ella, también han surgido otras actividades interesantes como el concierto "Música para la montaña" que sus autores compartieron junto a la mítica escultura "El Elogio del Horizonte" de Eduardo Chillida en Gijón, una activación mutua entre música y territorio. Además, también se celebró el taller "Paisaje como partitura" que incluía una ruta a Peña de los Cuatro Jueces y tras ella, reflexiones prácticas en torno a los objetos en su capacidad de convertirse en instrumentos musicales.

Pero, ¿por qué el título de Menhir? ¿qué valor simbólico se le atribuye? En este texto tomado prestado del libro "Walkscapes, el andar como práctica estética" de Francesco Careri encontramos la respuesta: “Los menhires aparecen por primera vez en la era neolítica, y constituyen los objetos más sencillos y más densos de significado de toda la Edad de Piedra. Su levantamiento constituye la primera acción humana de transformación física del paisaje […], así como un nuevo sistema de relaciones con los elementos del paisaje circundante”.

Por supuesto, para crear esta pieza, los artistas también se han basado en otros referentes, en este caso, del arte contemporáneo como son las obras "77 million paintings" de Brian Eno, la "Habitación de San Juan de la Cruz" de Bill Viola o "Headphone table" de Laurie Anderson. Si tuviéramos que extraer un denominador común entre todas ellas sería el poder del sonido y la música para enseñarnos una nueva manera de entender y acercarnos a la realidad pero también, sobre todo en el caso de Anderson, como cualquier objeto puede ser un instrumento musical, hasta el mismo cuerpo, como lo es también es "Menhir".

Si queréis vivir esta experiencia sonora en primera persona, daros prisa porque esta instalación cierra sus puertas en LABoral el próximo 17 de enero.

Comentarios (0)

 

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar