El olor como emoción

¿Alguna vez has imaginado a qué huelen las obras de arte?

Published: 21/07/2014
El olor como emoción

Olor a magdalenas recién hechas. Foto: Nuria García

Por Nuria García (@veoarte), Veo Arte en todas pArtes

LABoral nos vuelve a proponer un reto a través de una pregunta “¿A qué huele una exposición?”. Antes de entrar en materia y explicaros cuál es esta interesante propuesta de LABoral, voy a aventurarme a responder a esta pregunta que hace unos años el artista y comisario Paco Pérez Valencia también nos formuló.

El marco donde se planteó esta pregunta fue un seminario acerca de comisariado creativo de exposiciones donde el citado artista nos invitó a visitar por parejas una de las exposiciones del Reina Sofía. Pero, desde luego, no fue una visita normal ya que un miembro de la pareja debía visitarla a ciegas y el otro guiarle describiendo el entorno con todo detalle.

Aquella elocuente experiencia sirvió para darnos cuenta de que normalmente recibimos gran número estímulos a través de los diferentes sentidos, pero que parecen pasar desapercibidos en esta sociedad fundamentalmente visual en la que vivimos. Esto se evidencia en gran medida cuando prescindimos de la vista, rápidamente el resto de sentidos se agudizan. eso no quiere decir que todas esas sensaciones antes no estuvieran allí, las percibimos igual, pero pasan a un segundo plano. Todas esas sensaciones también forman parte de la experiencia del visitante cuando recorre una exposición. Todo esto y más testimonios de aquellos seminarios podéis encontrarlos en el libro “Manual de la exposición sensitiva y emocional”, cuyo autor es el propio Paco Pérez Valencia.

El olfato quizá sea uno de los sentidos que el ser humano haya relegado más, pero cuya impronta en nuestro subconsciente es de mayor calado, más incluso que el oído. Esto es así porque es capaz de inducir reacciones afectivas de carácter primitivo. ¿Quién no recuerda el olor a bizcocho recién hecho en casa de su madre o el olor a libro nuevo el primer día de clase?

Pero no sólo eso, ya que el sentido del olfato posee un poder fuertemente evocador capaz de trasladarnos a un momento o emoción del pasado y revivirla.

¿Qué ocurriría si diéramos el protagonismo de una exposición de arte al sentido  del olfato? Pues la respuesta sería que no ha sido la primera vez, ya que en plena década de los 70, concretamente en 1978 la Fundación Joan Miró celebró la exposición “Suggestions olfactives”. En ella se combinaron olores y obras, trabajando codo con codo artistas y perfumistas. Fruto de aquel primer contacto surgieron obras que versaban sobre el olor, lo que suponía un interesante reto creativo e intelectual.

En "¿A qué huele un exposición?", LABoral, de la mano de la comisaria Alicia Ventura, presenta una selección de piezas audiovisuales de la colección olorVISUAL que tratan temas de muy diverso corte entre lo social y lo político. Entre dichas obras también se encuentra nanoEsencia_Grafeno de Hugo Martínez-Tormo, con el que tuvimos el honor de conversar a través de twitter el pasado 8 de julio. Esta obra ha sido realizada gracias a una beca de producción convocada conjuntamente por LABoral y la colección olorVISUAL.

La pieza, presente en la exposición propone un acercamiento al arte y a la ciencia desde la íntima visión sinestésica del artista. Su formación como ingeniero Agrícola y licenciado en Bellas Artes le permite afrontar el hecho artístico desde una mirada transversal donde el peso de la investigación científica adquiere una importancia fundamental. A diferencia del resto de obras expuestas su propuesta es claramente inmersiva por lo que supone un atractivo extra para el visitante.

Ya puedes disfrutar, desde el pasado 9 de julio hasta el próximo 13 de octubre esta exposición, ¿a qué esperas para visitarla?. Estamos deseando leer vuestras impresiones.

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar