Cuatro inventos de Val del Omar que cambiaron la historia del cine

Recorrido por el legado técnico que nos ha dejado el cineasta e inventor granadino José Valdel Omar con motivo de la exposición 'Val del Omar: la mecamística del cine'

Published: 03/11/2015
Cuatro inventos de Val del Omar que cambiaron la historia del cine

Fuente: Laboral

Por Nati Guil Grund musas20 @musas20

Podemos considerar a José Val del Omar algo más que un cineasta perteneciente a la historia del cine español. Fue un auténtico innovador y visionario, con una gran capacidad técnica y mecánica de la emoción. Desarrolló los aparatos necesarios para hacer realidad aquello que persiguió durante toda su carrera: la idea de arte total, pero trasladándola a su ámbito y que podríamos llamar algo así como el cine total. Estas invenciones fueron semilla de sistemas técnicos como el Dolby Surround o del, tan actual, cine 3D.

El desarrollo de su creación audiovisual iba encaminado además a conseguir un espectáculo que fuera perfecto para los espectadores que acudieran al cine. No en vano el propio artista granadino se llamaba a sí mismo “cinemista”, una mezcla de “cineasta” y “alquimista”. Su cine evolucionaba a la par que sus inventos, de tal forma que podemos decir que sus desarrollos técnicos formaban parte de su obra.

De toda su fértil actividad investigadora podríamos destacar cuatro inventos valdelomarianos que son especialmente importantes, tanto para entender la obra del artista como por el aporte innovador a la historia general del cine, y que son los siguientes: Sonido diafónico, Desbordamiento apanorámico de la imagen, TactilVision y Sistema VDO bistandar 35. Los tres primeros surgieron fruto de la necesidad expresiva de Val del Omar, mientras que el Sistema VDO Bistandard 35 nace para resolver otra de las grandes preocupaciones del inventor con respecto al cine y que fue crear aparatos que permitieran un mayor ahorro en una producción audiovisual. Además dichas técnicas, y otras exploraciones en el campo sonoro, las aplicaría a la gran obra Tríptico Elemental de España, que inició en el año 1952.

Los primeros inventos en los que trabajó Val del Omar estaban relacionados con el sonido. Como hemos apuntado anteriormente una de sus grandes preocupaciones era la experiencia del espectador, y éste entendía que el sentido auditivo debía ser más estimulado en una pantalla de cine. Así en sus investigaciones buscaba una forma de que el sonido envolviera al espectador, y que junto a la imagen crearan una verdadera experiencia.

Así fue como llegó hasta su Sistema de Sonido Diafónico. Una instalación sonora que cuenta con unos altavoces en la parte frontal,  donde se encuentra la pantalla y otros altavoces al final de la sala, justo a las espaldas del espectador. Estos altavoces están configurados con sonidos diferentes. El frontal emite el sonido real que estaría unido a la imagen de la pantalla, mientras que el sonido que saldría al final de la sala emite sonidos que no tienen que ver con la proyección. El fin sería crear un contraste entre ambos sonidos.

Así describe Val del Omar el Sistema de Sonido Diafónico: “Mediante el sonido diafónico, la criatura, espectadora de la televisión o del cinema, queda situada en la confluencia de dos vertientes, de dos manantiales que alimentan al día de su vida. Un manantial es el pasado, con sus ecos y reflejos, con las voces de la sangre que riegan su mente y mueven su corazón. Otro manantial es el futuro, que con su imantación y misterio, le induce y atrae. Esta situación se materializa situando al espectador entre dos fuentes sonoras: Una, la actual, frontal, focal y brillante, documento acústico de la realidad que la imagen le presenta; y otra, difusa, en arco inconcreto, a su espalda. Por este segundo canal, operando en la sombra, en la subconsciencia, podemos estimular a la criatura a la reacción frente a las circunstancias que luminosamente le cercan.1”

Esta invención podemos considerarla un antecedente del Dolby Surround, el sistema de sonido envolvente que se utiliza actualmente.

En el caso del Desbordamiento apanorámico de la imagen la idea es traspasar los límites de la pantalla tradicional. Val del Omar en su idea de crear una experiencia total en el espectador, ideó una proyección estimulante de la emoción, de lo sensorial. Planteó dos fuentes de estímulo, la primera iría unida a la proyección normal de la película en cuestión, y la otra fuente estaría ligada al estímulo del recuerdo, de la emoción personal de cada espectador. Esto quiso conseguirlo con una distribución específica de la pantalla de proyección, creando dos zonas-fuente a través de dos rectángulos concéntricos. En el rectángulo interior se proyectaría la película tal como ha sido rodada, al modo de una pantalla tradicionl. En cambio el rectángulo exterior proyectaría imágenes abstractas, sin sentido lógico, con la única intención de crear emociones en el espectador.

La conexión entre película y espectador se produce a través del “Desbordamiento”. Y es la que la proyección sobrepasaría los límites de la pantalla tradicional invadiendo el techo las paredes y el suelo.

En el caso de la TactilVision es la palabra utilizada por Val del Omar para definir un tipo de iluminación y surge de este planteamiento por parte de Val del Omar “Sin ojos no vemos, sin luz no vemos, ojos y luz se complementan. La sensibilidad óptica se complementa con la energía lumínica. El relieve hasta ahora se buscó por el camino”2.

Val del Omar defendía la importancia del sentido del tacto, que para él era el más importante de todos. A través de este tipo de iluminación pretende Val del Omar poner en relieve los objetos que la pantalla puede confundir por planos, convirtiéndose en uno de los precursores de los plateamientos de las película en 3D.

Sistema VDO bistandar 35,  Val del Omar trabajó este formato en 1957, que buscaba ahorrar en película fílmica al utilizar el espacio entre fotograma y fotograma, que anteriormente no se utilizaba. Así consiguió introducir dos fotogramas en el espacio en el que anteriormente había entre uno y otro anteriormente, dividiendo ese espacio en dos imágenes horizontales de 19 x 9'5 milímetros. Otro de los aspectos importantes de este invento es que era compatible con las máquinas de proyección existentes, por lo que no suponía un gasto implementarlo.

Podéis conocer más sobre Val del Omar, sus invenciones, su obra,  así como su forma de entender y explicar la técnica en la exposición "Val del Omar: la mecamística del cine" hasta el próximo 10 de enero de 2016.

1. Fuente: El legado de José Val Del Omar: Influencia en el Siglo XXI Carmen Rubio Morenas.

2.Teoría de la visión táctil de Valdeomar. http://www.valdelomar.com/pdf/text_es/text_5.pdf


 

 

 

  • Información

  • Los Prados, 121
  • 33203 Gijón (Asturias)
  • España
  • Teléfono: 985 185 577
  • Contactar
Herramientas Personales
Entrar